Publicidad

Empresario dominicano Romero se declara inocente de narcotráfico y lavado

El productor de la banda musical Aventura fue detenido

El productor de la banda musical Aventura fue detenido el martes en Nueva York por cargos de haber participado en una red de distribución de cocaína.

- Univision.com

NUEVA YORK- El empresario dominicano, Franklin Romero, se declaró hoy inocente de los cargos de narcotráfico, conspiración y lavado de dinero procedente del narcotráfico en una audiencia en la corte federal de Manhattan, en la que se le negó la fianza.

El presidente de la empresa discográfica Premium Latin Music, con la que graba el grupo Aventura y otros conocidos cantantes en República Dominicana, viajó a Panamá la pasada semana pero las autoridades le negaron la entrada al país.

El empresario fue enviado de regreso a su país en un vuelo que hacía escala en la ciudad de Newark (Nueva Jersey) donde fue arrestado y traído a Nueva York, explicó a Efe un portavoz de la fiscalía federal.

Romero fue detenido por cargos de haber participado en una red de distribución de cocaína que enviaba las ganancias a Colombia, entre otros lugares, dijeron el lunes las autoridades.

El juez Lawrence Mckenna negó la petición de los abogados de la defensa para que se le impusiera una fianza al empresario porque considera que Romero podría huir nuevamente, como ocurrió en el 2000 tras ser acusado por primera vez de esos cargos junto a otras ocho personas, incluida su pareja sentimental Maribel Cortés y que entonces se declararon inocentes.

Romero, que permanece detenido desde entonces, compareció en la corte federal los días 23 y 24 de febrero y hoy fue su tercera audiencia, a la que fue llevado vistiendo el uniforme violeta de la institución y en la que estaba su esposa junto a varios amigos y familiares.

La mujer no pudo contener el llanto cuando Romero entró en la sala custodiada por alguaciles federales.

Las autoridades no han informado por qué no pidieron al Gobierno dominicano la extradición de Romero, quien durante diez años evadió a las autoridades en Nueva York, pero vivía en su país al frente de sus empresas.

"No hay nada en el récord público sobre el asunto de la extradición, por lo que no se puede comentar el caso", indicó el portavoz.

El juez Mckenna fijó para el próximo jueves otra audiencia para discutir nuevamente la petición de la fianza para el empresario.

 

 

Publicidad

Publicidad