• Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Twerking, más que un baile provocativo
  • Próximo álbum

¡El twerking infecta a todas las edades!

Quizá todos podemos confesar que en algún momento de nuestras vidas, bajo los efectos o no del alcohol, hemos “cruzado la línea” en la pista de baile, pasando de lo sensual a lo “ok…es hora de ir a casa”.
Pero para muchos, el baile sumamente erótico, sexual y provocativo se ha convertido en algo de todos los días. Una tendencia (esperemos pasajera) pero que está cobrando fama en todo el mundo desde que Miley Cyrus nos dejó con la boca abierta en los MTV Video Music Awards.
Entre ellos, está el rapero Big Freedia, quien decidió llevar la tendencia a otro nivel con un evento masivo en Nueva York para romper el Record Guinness de gente bailando al estilo "twerk" en Herald Square.
Sus bailarines se encargaron de poner el ejemplo mientras que decenas de fanáticos seguían los pasos que claramente no haríamos frente a nuestros jefes de trabajo.
El tema ha generado gran controversia, comenzando por los padres de familia que en algún momento apoyaron a la actriz y permitieron que su programa juvenil llegara hasta la sala de sus casas. Queda claro que esa era es cosa del pasado.
De acuerdo al diccionario urbano en Internet, twerking se define como "el movimiento rítmico de las extremidades inferiores carnosas de una manera lasciva con la intención de provocar la excitación sexual o la risa en la audiencia."
Hmmm, pero claramente las imágenes sobrepasan la definición.
Uno supondría que el baile es popular entre adolescentes que estan dispuestos a consumir lo que se les pone enfrente sin pensar que estas imágenes quedarán plasmadas de por vida en el "historial cibernético". (y así será...)
Pero miren nada más...la fiebre del "twerking" ha infectado a quienes menos pensamos.
Y sí, el rapero logró romper el récord Guiness.
Próximos álbumes

Katie Holmes tiene una mirada que mata

Impactantes olas al sur de California por la llegada del huracán Marie

Nueva York abre sus paraguas en apoyo a Hong Kong

Una carretera se convierte en río en Phoenix

Disfruta más imágenes
a tu izquierda