Publicidad

NY recibe lideres para Asamble

Concentran esfuerzos en África

NUEVA YORK- La llegada a Nueva York de líderes mundiales a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (UN por sus siglas en inglés) obligará el cierre de calles alrededor del edificio sede de la entidad, donde dialogarán de serios retos económicos que amenazan contra la meta de la institución de generar billones de dólares para combatir la pobreza a nivel mundial.

El Secretario General de la UN, Ban Ki-moon dijo la semana pasada que estaba consternado por las consecuencias del debilitamiento y confusión de Wall Street y que pudieran impactar negativamente la habilidad de que las naciones poderosas ayuden a mejorar la vida de los pobres, quienes viven con menos de 1 dólar por día.

Los líderes acordaron iniciar una serie de juntas a partir del lunes.

Antes de que la catástrofe financiera generara efectos alrededor del mundo, el secretario pidió a los dirigentes arribar un día antes para la junta ministerial de la Asamblea General de las UN y concentrar esfuerzos en las necesidades para el desarrollo de África.

Además el Ki-moon busca realizar nuevos compromisos para lograr las “Metas de Desarrollo del Milenio”.

“Estamos viviendo una emergencia de desarrollo” dijo Ban Ki-moon en una entrevista con el medio AP y añadió que  “ésta es una de las tres crisis que he nombrado —cambio climático, desarrollo de emergencia, y crisis alimenticia global”.

“Esta semana con la ayuda de los mandatarios mundiales, quisiera movilizar los recursos necesarios y unir esfuerzos políticos lo más alto posible que podamos”, agregó el líder de la UN.

Los líderes llegan a Nueva York mientras que el congreso de los estados Unidos inicia un debate en la propuesta de $700 mil millones para comprar deudas hipotecarias en un esfuerzo de revivir el mercado de crédito del país.

Las juntas que durarán toda la semana comienzan el lunes e incluirá una sesión de alto nivel acerca del desarrollo de África a la cual de los 192 miembros sólo 106 han acordado asistir, incluyendo 34 cabezas de estado y 11 de gobierno.

En la cumbre de Escocia en el 2005, las potencias industrializadas acordaron incrementar la ayuda anual a los países en vías de desarrollo por $50 mil millones para el 2010 y canalizar $25 mil millones de esa cantidad a África.

Sin embargo, el secretario general reportó que las naciones donadoras han fallado al repartir sus promesas y deberán incrementar la ayuda por $18 mil millones por año del cual $7.3 deberá ser para África.

Publicidad

Publicidad