Juez declaró inconstitucional la práctica de detenciones y cacheos

Juez declaró inconstitucional la práctica Stop and Frisk

Juez declaró inconstitucional Stop and Frisk

Juez declaró inconstitucional Stop and Frisk

Un juez de Nueva York declaró inconstitucional la práctica de detenciones y cacheos.

Un juez de Nueva York declaró inconstitucional la práctica de detenciones y cacheos.

Temp. Season 2012 | 08/12/13 | 02:54  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

New York New York

Juez declaró inconstitucional Stop and Frisk

Juez declaró inconstitucional Stop and Frisk

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Un juez de Nueva York declaró inconstitucional la práctica de detenciones y cacheos.
08/12/13 | 02:54 Disponible hasta 08/12/13
Univision

NUEVA YORK- Líderes políticos y comunitarios de Nueva York celebraron el fallo de una juez federal que declaró inconstitucional la práctica de detenciones y cacheos ("stop and frisk") de la Policía en zonas habitadas mayoritariamente por minorías.

"Este fallo pone en evidencia lo que sabemos desde hace tiempo, que demasiados jóvenes (negros y latinos) son detenidos en las calles de Nueva York de manera inconstitucional, algo que debe parar", dijo la aspirante a la Alcaldía Christine Quinn.

En un comunicado, la actual presidenta del Concejo Municipal recordó que, en el momento de mayor auge del programa, unos 700.000 neoyorquinos fueron registrados por la Policía y en la mayoría de los casos fueron después puestos en libertad sin cargos.

"En caso de ser la próxima alcaldesa de la ciudad pretendo trabajar para ayudar a garantizar que esta práctica descienda de forma dramática para que podamos construir relaciones más sólidas entre nuestras comunidades y nuestra Policía", añadió Quinn.

La sentencia de la juez Shira Scheindlin supone un duro golpe para una de las prácticas más discutidas en materia de seguridad del actual alcalde, Michael Bloomberg, bajo cuyo mandato la delincuencia se ha reducido notablemente.

"La práctica de detener y cachear a nuestros jóvenes ha fracturado la confianza de las comunidades en la Policía y este fallo pone en evidencia lo que ya sabíamos que ocurría en la ciudad", lamentó, por su parte, el concejal Ydanis Rodríguez.

Asimismo, el senador estatal Adriano Espaillat destacó que esa práctica de la policía no ha hecho que las comunidades sean más seguras y lamentó que, en cambio, puso en el punto de mira a muchos jóvenes "que no hicieron nada malo".

En su fallo, la juez Scheindlin anunció también el nombramiento del abogado Peter Zimroth, actualmente miembro de una firma privada y anteriormente fiscal federal, para supervisar que el Departamento de Policía de Nueva York cumple la Constitución.

"Este nombramiento es un buen paso para nuestra ciudad, aunque no trae alivio a los jóvenes que han sentido la vergüenza de ser detenidos y cacheados en público y sentirse como criminales", criticó el senador Espaillat.

Por su parte, la organización "Comunidades Unidas por la Reforma de la Policía" dijo en un comunicado que el fallo supone una victoria en favor de los derechos y constitucionales y de la seguridad de los ciudadanos de Nueva York.

"Esta práctica discriminatoria de la administración Bloomberg y no haber sabido entender los problemas que ha provocado nos ha llevado a este punto y celebramos que se haya hecho justicia", dijo el portavoz de la organización, Joo-Hyun Kang.

La directora ejecutiva de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU, por sus siglas en inglés), Donna Lieberman, celebró también el nombramiento del supervisor federal y dijo que ayudará a reivindicar a las víctimas de esta práctica "ilegal".

La organización de defensa de los derechos civiles consideró que el fallo de la juez Scheindlin supone una "gran victoria" para los neoyorquinos y contribuirá a que las prácticas de la mayor fuerza policial del país sean más "justas y efectivas".

En su decisión, de 195 páginas, la magistrada Shira Scheindlin recordó que entre enero de 2004 y junio de 2012 se produjeron 4,4 millones de registros, el 83 % de los cuales afectaron a negros e hispanos.

Bloomberg ya había vetado a finales de julio una propuesta de ley impulsada por el Concejo Municipal con el objetivo de supervisar a la Policía y evitar las detenciones y cacheos que se realizan por un perfil racial, especialmente a afroamericanos y latinos.

Tanto el alcalde como el responsable de la Policía de la ciudad, Raymond Kelly, argumentaban que las detenciones y cacheos se realizan en zonas habitadas mayoritariamente por minorías debido a que es allí donde más delitos se cometen.