Acusado por muerte "Baby Hope" asegura fue coaccionado a declarase culpable

Confesó haber matado a "Baby Hope"

Confesó haber matado a "Baby Hope"

Confesó haber matado a "Baby Hope"

Más de 22 años después, este hombre confesó haber matado a la niña mejor conocida...

Más de 22 años después, este hombre confesó haber matado a la niña mejor conocida...

Temp. Season 2012 | 10/14/13 | 02:48  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

New York New York

Confesó haber matado a "Baby Hope"

Confesó haber matado a "Baby Hope"

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Más de 22 años después, este hombre confesó haber matado a la niña mejor conocida como "Baby Hope".
10/14/13 | 02:48 Disponible hasta 10/14/13
Univision

Nueva York- Conrado Juárez, acusado por el asesinato de la niña de cuatro años Anjélica Castillo, quien durante 22 años fue conocida como "Baby Hope", reclamó que no la mató y que se sintió coaccionado por la policía a declararse culpable.


"Le dije a la policía que coloqué una almohada sobre su cara y la maté, pero no fue así", dijo Juárez al diario The New York Times que le entrevistó en la cárcel de Riker's Island donde fue llevado el pasado sábado tras su arresto.

"Ellos insistieron e insistieron", dijo el acusado, quien aseguró al rotativo que no la mató pero sí ayudó a disponer del cuerpo de la niña, que fue colocado en una pequeña nevera portátil que fue dejada en un área solitaria del Alto Manhattan, cerca de una autopista.

Juárez, que será sometido a evaluación siquiátrica y está bajo custodia protegida, dijo además al periódico que no sabía lo que decían los papeles que firmó tras ser arrestado porque estaban en inglés, mientras que su abogado, Michael J. Croce, ya ha cuestionado la legalidad de esos documentos.

De acuerdo con Juárez, indocumentado mexicano que no habla inglés y que trabajaba como lavaplatos en un restaurante de Manhattan hasta el momento de su arresto, su hermana Balbina le llamó a su teléfono móvil para informarle que la niña estaba corriendo y que había muerto al caer por las escaleras.

El diario precisa que en aquella época menos de un 3 % de los habitantes de este país tenían un teléfono celular.

Juárez agregó que fue a su casa y ayudó a su hermana a colocar a la niña en la nevera, de la que dijo vestía una bata, aunque la policía ha dicho que estaba desnuda y que fue abusada sexualmente.

Insistió en que no la violó y que si las autoridades cuentan con evidencia de semen debe ser de otro hombre de la casa, como el novio de su hermana.

"He pensado en muchas ocasiones acerca de qué ocurrió. Pensé mucho sobre eso cuando mi hermana murió: que pasará si la policía viene por mi y ella ya no está para decir lo que ocurrió". indicó.

Dijo además que él y su hermana no volvieron a hablar más del tema. "Tenía miedo, mi mente cerrada. Pensando en eso ahora, debí haber llamado a la policía", argumentó.

Anjélica y su hermana Maribel fueron dejadas por su padre con su prima Balbina, que no tenía hijos, en un hogar donde vivían otros adultos y niños, todos familiares y donde otras dos bocas que alimentar y vestir no eran bien recibidas.

De acuerdo con su recuento, Anjélica era inquieta y a veces le ataban a una silla. También indicó que su tío, el padre de las niñas, desapareció luego de que las dejara en ese hogar en Queens y que al parecer la madre no las podía cuidar más y las dio.

Aseguró además haber aconsejado a su hermana que obtuviera un papel firmado por la madre de las niñas, aunque no fuera un documento preparado por un abogado, en vista de que ella tendría que criar a Anjélica y Maribel.

Juárez, de 52 años, presuntamente aseguró a su hermana que la madre estaría de acuerdo con firmar para ceder la custodia de las niñas.

"El padre era aún peor. Nadie volvió a escuchar nada de él", luego de haber dejado a las niñas con Balbina, de quien dijo que las quería y que las llevaba a cuidar en las mañanas para luego ir a su trabajo en una fábrica de lámparas.

El ahora acusado por la muerte de "Baby Hope" indicó además al rotativo que había recomendado a su hermana que enviara a las niñas con otros familiares en México pero ella nunca dio una respuesta.

Balbina Juárez murió en 1995 y su hermano llevó el cadáver a enterrar a México, y cuando regresó a Nueva York ya había arreglos para entregar a Maribel a su madre, Margarita Castillo, quien al saber que Anjélica había muerto cuatro años antes no hizo muchas preguntas.

Maribel, que actualmente tiene 20 años, presuntamente ha dicho que Juárez abusó sexualmente de ella cuando era una niña, según indicó una fuente policial al diario New York Daily News