Detienen a 4 sospechosos de vender a Hoffman la heroína que le mató

La adicción a la heroína

La adicción a la heroína - Univision

NUEVA YORK - La Policía de Nueva York detuvo este martes a cuatro personas sospechosas de haber vendido al oscarizado actor Philip Seymour Hoffman la heroína que le causó la muerte el pasado fin de semana, informaron fuentes policiales citadas hoy por medios estadounidenses.

Los agentes encontraron 350 papelinas de esta droga en tres apartamentos de un edificio del Bajo Manhattan, el número 302 de la calle Mott, donde tuvieron lugar los arrestos, según las fuentes.

Los cuatro sospechosos, tres hombres y una mujer, están siendo interrogados sobre el suceso en las dependencias policiales.

Estas detenciones se enmarcan en la investigación de la muerte de Hoffman el pasado fin de semana por una supuesta sobredosis de heroína en su apartamento del West Village, a solo un kilómetro y medio (una milla) del edificio donde la Policía detuvo a cuatro personas que presuntamente le vendieron la droga.

Junto al cuerpo del intérprete de 46 años se encontraron 50 papelinas de heroína marcadas con la leyenda "As de espadas" y con el símbolo del as de corazones, mensaje utilizado por los productores para indicar el origen de la droga.

Según fuentes policiales citadas por el diario "New York Times", estos mensajes no coinciden con los de las papelinas de heroína encontradas en los apartamentos de los presuntos traficantes.

Poco antes de las detenciones, la Policía descartó que la heroína que le causó la muerte al actor estuviera adulterada con Fentanyl, como se barajaba, un fármaco derivado del opio que se usa para la anestesia general.

La combinación de estas dos sustancias es letal y provocó la muerte de al menos 22 personas en la región occidental de Pensilvania a finales de enero.

Aunque las autoridades confirmaron que la autopsia del actor concluyó el lunes, todavía no ha trascendido el informe oficial sobre la causa de su muerte.

Se trabaja sobre la hipótesis de la sobredosis de heroína porque era un adicto confeso a esta sustancia y se encontraron 50 papelinas y jeringuillas en su apartamento tras su muerte.

La familia de Hoffman prepara su funeral, que podría tener lugar el viernes en Nueva York, aunque será en la víspera cuando sus más allegados le rindan homenaje en un acto privado. EFE