Líderes hispanos apoyan a De Blasio para elección de alcalde de Nueva York

Bill de Blasio

El candidato demócrata a la alcaldía y Defensor del Pueblo Bill de Blasio saluda a la multitud al llegar a su fiesta nocturna el 10 de septiembre de 2013 en Brooklyn. 

- Getty Images

NUEVA YORK - El candidato demócrata y gran favorito para ser el próximo alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, recibió el apoyo de los principales líderes hispanos de la ciudad, en un evento a las puertas del Ayuntamiento en el que urgió a acudir a las urnas el próximo martes para materializar el triunfo.

"Necesito la ayuda de todos ustedes este martes", dijo en español De Blasio, quien aventaja a su rival republicano, Joe Lhota, por más de 40 puntos en los sondeos de intención de voto.

Los principales líderes políticos hispanos del estado, todos demócratas, acudieron al acto a escenificar el apoyo de la comunidad en favor de De Blasio,

El candidato demócrata destacó el "espíritu, energía y corazón" de la comunidad hispana de la ciudad, que supone el 30 % de sus 9,2 millones de habitantes, y afirmó que en su campaña no ha visto a nadie que haya sido "más apasionado por el cambio" de políticas municipales "que en los vecindarios latinos".

"El pueblo quiere cambio, quiere que esta sea una ciudad donde todos vuelvan a tener una oportunidad", afirmó De Blasio, quien repitió su promesa de traer "justicia económica".

"Durante veinte años, nuestras necesidades y preocupaciones han sido ignoradas en este edificio", la sede del gobierno municipal, dijo el aspirante demócrata, cuya campaña ha girado sobre una "historia de dos ciudades", la de una minoría de millonarios y la de millones de neoyorquinos que viven en la pobreza o cerca de ella.

"Este estatus quo es inaceptable", reiteró De Blasio, quien también repitió su promesa de dar un documento de identidad municipal al medio millón de inmigrantes indocumentados que hay en la ciudad para que puedan abrir cuentas bancarias o firmar contratos de alquiler.

El favorito para ser el próximo alcalde de Nueva York repitió también su objetivo de aumentar los impuestos a quienes ganen más de medio millón de dólares al año a fin de que todos los niños tengan educación preescolar y financiar un horario más largo para las escuelas medias, así como su promesa de construir 200.000 viviendas a precios accesibles.

En el acto estuvieron también el músico Willy Colón y la actriz Rosie Pérez, ambos neoyorquinos de origen puertorriqueño.

Pérez intervino recordando que "nací muy pobre" en Brooklyn pero salió adelante gracias a la escuela pública y a una ciudad que entonces daba oportunidades.

"Me rompe el corazón" que miles de niños "no reciben una oportunidad" por el color de su piel o por su acento, recalcó la intérprete.

Entre los dirigentes políticos que acudieron estaban Rubén Díaz Jr., presidente del condado de El Bronx, así como los congresistas Nydia Velázquez y José Serrano; los senadores estatales Adriano Espaillat, Gustavo Rivera y José Peralta; los miembros de la Asamblea estatal Rafael Espinal, Marcos Crespo y Francisco Moya, y concejales como Ydanis Rodríguez, Melissa Mark Viverito, Julissa Ferreras o Erik Dilán.