Publicidad

Cambio de Hora: No olvides retrasar tu reloj una hora antes de irte a dormir el sábado

Déjate abrazar de Morfeo por una hora más...

Déjate abrazar de Morfeo por una hora más...

La población de Estados Unidos el domingo por la madrugada deberá atrasar los relojes una hora para ajustarse al Horario de Invierno. Esto significa que ganarás una hora más durmiendo en los brazos de Morfeo, el conocido Dios del de Sueño.

Thinkstock LLC/Picture Quest

Habrá una hora más de sueño


NUEVA YORK - Si tienes planes para descansar, este es el fin de semana perfecto para hacerlo. Debido al cambio de horario que se llevará a cabo durante la madrugada del domingo, los relojes deberán atrasarse una hora y los estadounidenses podrán dormir 60 minutitos de más.

Como ya es costumbre durante la temporada de otoño, los relojes deberán ser cambiados para ajustarse al horario de invierno y ahorrar energía. El cambio oficial de hora ocurrirá el domingo, 6 de noviembre, a las 2 a.m. de la madrugada.

Pero no tienes que desvelarte en medio de la noche para ajustar todos los relojes de tu casa. De hecho, los expertos recomiendan que cambies la hora antes de irte a dormir el sábado por la noche.

La modificación obedece a la 'Ley de Política Energética' de 2005, que reajustó los días del horario de invierno y verano. Con la medida, el Congreso de Estados Unidos decidió que el ajuste haría que muchos estadounidenses enciendan las luces de sus viviendas una hora más tarde, lo que se traduce en ahorro de energía.

El cambio de hora es una medida ampliamente utilizada que ajusta la hora oficial local hacia adelante, por lo general por una hora, durante los meses de verano para aprovechar la luz natural y ahorrar energía.

En inglés se conoce el cambio de hora como Daylight Saving Time, que quiere decir literalmente tiempo de ahorro de luz del día.

Atrasar una hora los relojes en invierno y adelantarlos esa hora en verano es una medida muy común en varios países.

Alrededor de 70 países emplean el cambio de hora cada año. No obstante, contrario a la mayoría de naciones, (que habitualmente cambian en el último domingo de octubre), en Estados Unidos desde el año 2007 se ajustan los relojes en el primer domingo de noviembre.

El problema es, sin embargo, que algunos programas de computadoras creados antes de 2005, y que no se hayan actualizado, están programados para adelantar automáticamente la hora el último domingo de octubre o primer domingo de abril, cuando se adelantan los relojes.

Cuidado con las viejas...

El fallo no sólo puede presentarse en computadoras personales, sino que es probable que afecte numerosos dispositivos (incluyendo los teléfonos inteligentes) que registran la hora y se ajustan automáticamente al horario de invierno, como algunos relojes digitales de pulsera o de pared, microondas, y grabadoras de video, entre otros.

En estos casos, el resultado se limitará a una ligera molestia: Ajustar la hora manualmente o levantarse al día siguiente con la "hora vieja".

Cameron Haight, un analista de Gartner Inc., quien ha estudiado los posibles efectos de la falla del horario de invierno, afirmó que el cambio de hora podría hacer que algunas transacciones bancarias queden desajustadas (en cuando a la fecha u otra en que ésta se realiza).

Más vale prevenir...

El experto en informática también dijo que las computadoras podrían presentar información errónea sobre la hora a la que se realizará una videoconferencia multinacional, y podrían hacer que los usuarios lleguen tarde a sus citas.

La Asociación de Tecnologías de la Información de Estados Unidos refirió que las organizaciones "podrían enfrentar pérdidas significativas si no están preparadas" para realizar el cambio de hora y ajustar los relojes al horario de invierno.

Dave Thewlis, quien dirige CalConnect, un consorcio que desarrolla estándares tecnológicos para programas de calendario y agenda, dijo que resulta difícil saber cuán extendido pudiera ser el problema.

Pero los expertos advierten que si se toman medidas preventivas, como anticiparse al cambio y hacer los ajustes necesarios, no debe haber ningún tipo de problemas.

El Departamento de Energía estudiará el impacto de esta extensión en el cambio de hora y el Congreso se reserva el derecho de volver al horario de verano anterior, si el estudio muestra que no produce un ahorro significativo de energía.

Publicidad

Publicidad