Macabros detalles del complot del policía caníbal de Nueva York

Policía quería secuestrar y cocinar mujeres

Policía 'caníbal' quería cocinar mujeres

Policía 'caníbal' quería cocinar mujeres

Gilberto Valle, un policía de Nueva York, fue arrestado por encabezar un complot de s...

Gilberto Valle, un policía de Nueva York, fue arrestado por encabezar un complot de s...

Temp. Season 2012 | 10/25/12 | 02:22  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

New York New York

Policía 'caníbal' quería cocinar mujeres

Policía 'caníbal' quería cocinar mujeres

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Gilberto Valle, un policía de Nueva York, fue arrestado por encabezar un complot de secuestro, violación, asesinato y canibalismo.
10/25/12 | 02:22 Disponible hasta 10/25/12
Univision

Detallado plan entre cómplices


NUEVA YORK - Un policía hispano de la ciudad de Nueva York fue arrestado y acusado de conspirar para cometer secuestro de mujeres, a las que pensaba violar, torturar, matar, cocinar y comer, e incluso había identificado algunas posibles víctimas, informó la Fiscalía Federal de Manhattan.

Gilberto Valle, de 28 años y que fue arrestado el miércoles por agentes del FBI y policías de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, fue acusado también de usar ilegalmente los datos del National Crime Information Center (NCIC) para localizar posibles víctimas, señala el documento legal presentado al tribunal por el fiscal federal Preet Bharara.

El NCIC es un archivo electrónico que contiene información sobre el récord criminal de una persona, fugitivos, personas perdidas, así como propiedad robada, al que las agencias federales, estatales y locales tienen acceso las 24 horas del día a través de todo el año.

De acuerdo con la Fiscalía, el pasado septiembre el FBI tuvo conocimiento de que Valle enviaba correos electrónicos y mensajes de textos a múltiples cómplices sobre sus planes.

Tras obtener una orden de la corte, los agentes encontraron en el computador que Valle había creado perfiles de al menos 100 mujeres y que tenía una foto de cada una de sus posibles víctimas, así como información personal de algunas de éstas como direcciones y su descripción física.

También encontraron los mensajes electrónicos en los que el policía y sus cómplices detallaban los planes para el grupo de mujeres.

Plan de acción: Raptar, violar, torturar

De acuerdo con el mismo documento legal, el policía usó los datos que obtuvo del NCIC y a través de otros métodos para localizar potenciales víctimas, vigilarlas en sus hogares y centros de empleo, delinear un "plan de acción" para "raptar" y "cocinar" a una mujer que ya había identificado, así como investigar métodos para inmovilizar y narcotizar a las víctimas.

Además, se había puesto de acuerdo con al menos un individuo para secuestrar a una mujer y pedir dinero por ella.

El mismo documento provisto por la Fiscalía señala que el pasado julio Valle se comunicó en varias ocasiones a través del computador con un cómplice con quien discutió la mejor forma de raptar, asesinar, cocinar y comer a la primera víctima, incluyendo dónde encontrar la prescripción para conseguir cloroformo.

Valle estuvo en contacto con primera víctima

Durante este periodo, Valle creó además un documento con información relativa a la primera víctima, que incluyó su nombre, fecha de nacimiento, peso, estatura y el tamaño de su sostén. Otro documento detallaba los materiales que necesitaba en el que escribió: Automóvil (lo tengo), cloroformo (ver en la web para instrucciones) y cuerda (fuerte para amarrarla).

De acuerdo con las autoridades, Valle contactó a la primera víctima y le dijo que quería conocerla, lo que hizo ese mismo día en un restaurante.

En febrero de este año, el policía sostuvo conversaciones con otro de sus cómplices sobre la cantidad de dinero que pedirían por la segunda víctima que tenían previsto secuestrar y que según Valle no debía ser menor de 5 mil dólares.