Nueva York busca nuevas medidas antitabaco

Cigarros

Las personas menores de 21 años no podrán comprar cigarrillos en la ciudad de Nueva York, bajo una nueva propuesta anunciada el lunes.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

NUEVA YORK (AP) -- Las personas menores de 21 años no podrán comprar cigarrillos en la ciudad de Nueva York, bajo una nueva propuesta anunciada el lunes, la más reciente en una década de medidas contra el tabaquismo en la mayor ciudad estadounidense.
La presidenta del concejo municipal Christine Quinn discutió detalles de una propuesta de ordenanza que elevaría la edad mínima para la compra de tabaco de 18 a 21 años. El comisionado de salud de la ciudad, el médico Thomas Farley, algunos concejales y activistas de salud se sumaron a Quinn para hacer el anuncio.
Bajo la ley federal, nadie menor de 18 años puede comprar cigarrillos, pero algunos estados han elevado el límite a 19 años. Legisladores en Texas trataron de elevar el límite a 21 años, pero la propuesta fracasó.
Activistas de salud pública dicen que una edad mínima más alta desalienta, o al menos demora, que las personas comiencen a fumar temprano, lo que limita sus riesgos de salud. Pero oponentes de esas medidas han dicho que las personas de 18 años, consideradas adultos legalmente, deberían poder decidir por sí mismas si fuman o no.
Algunas comunidades, incluyendo Needham, Massachusetts, han elevado el mínimo a 21 años, pero Nueva York sería la primera ciudad grande en hacerlo.
"Con la ley, apuntamos a la edad en la que la abrumadora mayoría de los fumadores comienzan", dijo Quinn.

Funcionarios dicen que 80% de los fumadores de la ciudad de Nueva York comenzaron antes de los 21 años, y se estima que aproximadamente 20.000 estudiantes de secundaria en las escuelas públicas de la ciudad fuman.  Aunque ya es ilegal para muchos de ellos comprar tabaco, las autoridades dicen que la nueva medida dificultaría que esos estudiantes acudiesen a amigos ligeramente mayores que ellos para que les compren cigarrillos.

"Sabemos que nunca será posible hacer cumplir la ley perfectamente", pero esta medida deberá "hacer mucho más difícil" que los adolescentes obtengan cigarrillos, dijo Farley.
Bajo el alcalde Michael Bloomberg y los comisionados de salud que él ha nombrado, la municipalidad de Nueva York ha lanzado una serie de iniciativas anti tabaquismo, incluyendo la prohibición de fumar en parques y playas, altos impuestos para el tabaco y campañas gráficas. Bloomberg, que es multimillonario, ha donado 600 millones de dólares de su propio dinero a campañas anti tabaquismo en todo el mundo.